Viaje a Tanzania - naima Tours | viajes a medida
29
single,single-post,postid-29,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Viaje a Tanzania

  • f-jordi
  • zan-01
  • zan-02
  • zan-03
  • zan-04
  • zan-05

04 Oct Viaje a Tanzania

Sabíamos desde siempre que para nuestro viaje de novios queríamos hacer algo especial, un lugar al que no pudiéramos volver fácilmente. El mundo es tan grande y hay tantos sitios que visitar! Queríamos un destino con encanto así que entre los 58 países que tiene África finalmente decidimos viajar a Tanzania para hacer un safari fotográfico y vivir una aventura.

El continente Africano siempre nos llamó la atención, se escapaba de todo aquello que conocíamos hasta el momento y realmente no nos defraudó. Sus paisajes son todos de postal, podrías pasarte todo el viaje disparando de fotos sin parar. Estar en la piscina del hotel tomando un café, mientras a pocos metros ves pasear a las cebras, los ñus, los antílopes, y jirafas es simplemente espectacular, una experiencia difícil de olvidar.

Los parques de Tanzania aseguran el avistamiento de animales, y por suerte pudimos ver los ¡5 grandes!. Da la sensación de que es el último paraíso natural en la tierra. Ver tanta cantidad de animales nos llenó de alegría. Sabíamos que íbamos a ver animales, pero no esperábamos ver tantos y tan cerca. Mientras viajas en el jeep, puedes ver todo el horizonte repleto de ñus, que a la vista se convierten en una línea negra interminable que une el cielo y la tierra. A pesar de viajar en temporada alta de lluvias, el clima nos respetó por lo que todo el paisaje estaba completamente verde, haciéndolo todavía más bonito. Allí el ritmo es completamente distinto, las construcciones arcaicas, ver a la gente caminando descalza de noche por los caminos, o a los masai viviendo entre animales donde su única protección son unas ramas de acacias, llama realmente la atención. Ver la puesta de sol en la sabana, o dormir en plena naturaleza son sensaciones difíciles de explicar.

El romanticismo y la sensación de paz pasan a formar parte de ti de una manera natural, el estar alejado de las grandes ciudades hace que el cielo adopte un cáliz diferente. La gente fue muy amable con nosotros, alegres y sonrientes en todo momento.

Hemos vuelto encantados, y muy felices por haber escogido Tanzania como destino.