Safari en camión - naima Tours | viajes a medida
16014
single,single-post,postid-16014,single-format-gallery,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.5,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2,vc_responsive

Safari en camión

  • 5
  • 6
  • 3
  • 7
  • 4
  • 1

30 Nov Safari en camión

Aquí os mostramos la experiencia de Roberto y Juanra tras su  luna de miel:

El 25 de septiembre Juanra y yo nos casamos, y ya sea porque habéis pasado vosotros por ello, o porque gente de vuestro entorno más cercano lo ha vivido, sabéis que es un momento en el que hay que tomar muchas decisiones en común con tu pareja. Y esto no siempre es fácil. Pero hubo una decisión en la que los dos estábamos totalmente de acuerdo, y que no nos llevo ni un solo minuto, el viaje de novios.

Se puede decir que ni siquiera teníamos plan B, tenía que ser, si o si, un safari por África, continente más alejado de nuestra concepción de «normalidad».

No tuvimos que preocuparnos de nada, en el momento en el que le dijimos a Natalia lo que queríamos, se puso manos a la obra y nos puso sobre la mesa justo lo que queríamos: un viaje de 15 días recorriendo Kenia y Tanzania, de los cuales 11 serían atravesando los parques nacionales de ambos países en busca de los animales que todos vimos en los documentales, y 4 disfrutando de las paradisiacas playas de la isla de Zanzíbar.

No podíamos creer que existiera el viaje de nuestros sueños. Y allí fuimos.

e safari, vivimos experiencias inimaginables. ¡Qué poca gente puede decir que ha dormido en una tienda de campaña en plena sabana rodeado de cebras! ¡Qué sensación tan maravillosa la de sentir el sol y la tierra de la sabana en tu piel a través del camión descapotable que nos transportaba! ¡Qué horizontes infinitos, tan solo modificados por majestuosas acacias! ¡Qué animales tan bellos, al alcance de los objetivos de nuestras cámaras!

También tuvimos alguna experiencia personal que no esperábamos, como la visita a un colegio de un poblado Luo en una isla del lago Victoria… Ahí nos dimos cuenta del cariño que puede ofrecerte que no tiene nada mas que un uniforme raído y un libro reutilizado.
Con todo esto, sentías que si el viaje duraba un poco más, tu cuerpo iba a acabar fundiéndose con la tierra para siempre… No se… Sensaciones únicas nunca antes vividas…

Y como colofón, una avioneta nos llevo a Zanzíbar. Lo que allí nos esperaba no lo podíamos imaginar. Playas de ensueño cuya agua nos ofrecía corales repletos de peces de colores y enormes bancos de peces, con los cuales tuvimos la oportunidad de nadar. Una ciudad como es Stone Town, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que no deja de sorprenderte por los contrastes que puede llegar a abarcar.

Y en el hotel, pues imaginad… Relax… Y por fin, como en toda luna de miel que se precie, tiempo para celebrar el amor…
No se si todo el mundo tendrá la misma opinión del viaje de novios que elija, pero nosotros podemos decir bien alto que nuestra elección fue la perfecta!